Usa el BUSCADOR de Ay, Constanza!!!

Sara Vial y María Luisa Bombal

Fragmento de una entrevista a Sara Vial:

-Juan Rulfo fue un admirador de la novela La amortajada (1938) de Maria Luisa Bombal, ella le dedicó un prólogo a usted para En la orilla del vuelo (1973) publicado por la editorial Losada ¿podría escribir una asociación de ideas al escuchar esos tres nombres: Rulfo, Bombal y Losada? 

- Muchas, nuestra gran María Luisa, muy amiga mía y de Neruda también, pero en su adolescencia. Mis pequeñas hijas la adoraban, ella era parte de nuestro hogar, Neruda fue muy protector con María Luisa y en el aspecto intelectual, él decía que ‘era la única mujer con la que se podía hablar de literatura’. Esto siendo de joven muy alegre y divertida, de un humor parecido al de Neruda. En épocas dramáticas de su vida, Neruda se llevó a María Luisa, aún cuando el poeta estaba casado con la holandesa Maruca Hagenaar, a vivir a Buenos Aires, donde conocieron a Federico García Lorca. En Argentina María Luisa escribió La última niebla y La amortajada, y posteriormente Historia de María Griselda que Victoria Ocampo publicó como Una novelle en su revista Sur de Buenos Aires. Y formaba parte de esas tertulias porteñas su editor español Gonzalo Losada, a quien conocí en Isla Negra y que tuvo la generosidad de publicarme dos libros de poesía, Viaje en la arena y otro titulado En la orilla del vuelo (con prólogo de María Luisa Bombal) éste último editado por Losada en Buenos Aires en 1973; don Gonzalo viajó a La Sebastiana de Valparaíso y le organizamos una fiesta pascuense que nunca olvidó. En otra fiesta conocí a Juan Rulfo, en Isla Negra, hace muchos años (en 1969), y al que no me atreví a confesarle nada, pues me bastó saber que estaba allí, en esa verdadera cofradía nerudiana de amigos insospechables que llegaban de ultramar; y que me parece evocar uno a uno, extranjeros y nacionales vagando entre los mascarones de proa y girando en ese barco que era la casa de Neruda en Isla Negra, mis recuerdos sobrepasan desgraciadamente el espacio de esta entrevista. Hace poco terminé de leer un epistolario maravilloso de Juan Rulfo dedicado a Clara Aparicio, su ‘chachita’, con la que luego fue su esposa, sigue siendo el mismo melancólico y doloroso Rulfo. Y en mi libro Neruda en Valparaíso aparece con Antonio Skármeta y Neruda abrazando a los dos en una fotografía de la argentina Sara Facio.

Sara Vial recuerda a su amiga María Luisa Bombal en http://www.letras.s5.com/ero010112.html

ENCONTRÁ LOS LIBROS DE SARA VIAL Y MARÍALUISA BOMBAL EN www.ayconstanza.com 

No hay comentarios:

Pedinos ese libro que no conseguís en ningún lado

Pedinos ese libro que no conseguís en ningún lado
ayconstanza@gmail.com