viernes, 31 de enero de 2014

Mil maneras de morir: Tennessee Williams

Thomas Lanier Williams III, famoso dramaturgo más conocido como Tennessee Williams, dejó este mundo de una manera un tanto peculiar y cómica… sobre todo teniendo en cuenta que según cuentan, logró su meta de pura casualidad.

Resulta que el autor, cansado de vivir, decidió suicidarse a los 71 años tras la muerte de su pareja Frank Merlo.

Williams lo dispuso todo: una gran cantidad de alcohol y una toma de barbitúricos para rematar la faena: así dejaría este doloroso mundo y se reuniría en el más allá con quien le había dejado solo y con el corazón roto.

El propósito del autor teatral se cumplió ya que a la mañana siguiente lo encontraron muerto en una suite del Hotel Elysee de Nueva York.

Sin embargo, las cosas no salieron como él las había planeado:

Resulta que tras ingerir alcohol en gran cantidad (o tal vez por eso mismo) Tennessee Williams se fue directo hacia el tubito que contenía las pastillas que se disponía a ingerir… cosa que nunca llegó a hacer.

La razón fue simple: abrió el botecito con la boca y se tragó el tapón que se atascó en su garganta provocándole la asfixia que finalmente le quitó la vida.

Williams siempre decía que quería que le enterraran en el mar, “cerca de los huesos de Hart Crane”, poeta, homosexual y bebedor, al que tampoco le importaba conmocionar con la verdad y con quien se sentía muy identificado. Sin embargo, por insistencia de su hermano, su cuerpo reposa en el cementerio Calvary, en Missouri. Tennessee Williams murió el 25 de febrero de 1983. En una suite del hotel Elysee de Nueva York, a los 71 años, se apagó el dramaturgo que mantuvo vivo el teatro de mediados del siglo XX. 
Fuente 1
Fuente 2

No hay comentarios:

Libertad Leblanc, Yuyito Gonzalez, Carlos Monzón... Años 90

Revista Caras N°583 18 Marzo 1993  COMPRALA EN  http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-677807997-revista-caras-n583-18-marzo-1993-mo...