miércoles, 5 de septiembre de 2012

La conquista de la pobreza de Henry Hazlitt

La conquista de la pobreza 
de Henry Hazlitt
Biblioteca de la Libertad - Union Editorial - 1974

COMPRAS Y CONSULTAS ayconstanza@gmail.com

La historia de la pobreza es casi la historia de la Humanidad. Los escritores antiguos nos han dejado pocas referencias específicas de ello por considerarlo como cosa sabida; la pobreza era lo normal." En una luminosa descripción, y con un apoyo documental considerable, Hazlitt muestra cómo la pobreza se ha reducido hasta convertirse en un problema residual que afecta sólo a una minoría, cada vez más restringida, en los países industrializados. El autor extrae valiosas lecciones del pasado -la antigua Roma, las leyes de pobres en Inglaterra, etc.-, muestra cuáles han sido y siguen siendo los principales obstáculos que impiden la eliminación de la pobreza e indica dónde está el verdadero remedio. Este es, frente a todos los simplismos mágicos y a todas las demagogias de ciertos reformadores sociales que ignoran pertinazmente el hecho de que la economía tiene sus leyes, el dinamismo creador y difusor de riqueza del mer cado libre.
HENRY HAZLITT nació en Filadelfia en 1894. Terminados sus estudios en Nueva York, inició su carrera de escritor en 1913, colaborando en el "Wall Street Journal". Posteriormente se dedicó a la crítica literaria. En 1934 inició su colaboración en el "New York Times", primero como editorialista financiero y más tarde como columnista. Durante más de veinte años fue editor asociado de "Newsweek", escribiendo semanalmente la columna "Business Tide". Fue autor de numerosas obras, algunas de ellas traducidas al español, como "La economía en una lección", "El hombre contra el Estado providencia", "La gran idea", "Los errores de la nueva economía", etc.

Frases y pensamientos de Henry Hazlitt

Cuanto más produce el individuo, tanto más acrecienta la riqueza de toda la comunidad. Cuanto más produce, tanto más valiosos son sus servicios para los consumidores y, por lo tanto, para los empresarios. Y cuanto mayor es su valor para el empresario, mejor le pagarán. Los salarios reales tienen su origen en la producción, no en los decretos y órdenes ministeriales. 

El gobierno es incapaz de darnos algo sin despojarnos de algo más. 

 ‎(..) En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.

El objetivo económico de las naciones, como el de los individuos, es lograr el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo. Todo el progreso económico de la humanidad ha consistido en obtener mayor producción con el mismo trabajo. 

Cuanto mayor sea el porcentaje de renta nacional que absorban las cargas fiscales, tanto mayor será la disuasión ejercida sobre la producción y la actividad privada.

No hay comentarios:

Libertad Leblanc, Yuyito Gonzalez, Carlos Monzón... Años 90

Revista Caras N°583 18 Marzo 1993  COMPRALA EN  http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-677807997-revista-caras-n583-18-marzo-1993-mo...