jueves, 10 de enero de 2013

Dice Anna Frank de Ines Malinow


Dice Anna Frank 
de Ines Malinow 
Libros de Alejandría - Argentina - 2000
POESIA

COMPRAS YC ONSULTAS ayconstanza@gmail.com 

"Dice", "decir": verbo exactamente elegido para dar título a una trama de voces encadenadas, que se complementan y se confirman. Desde los catorce escalones que la separan del mundo exterior (donde los otros todavía viven, donde aún existe el tiempo), Anna Frank -en las palabras puras y precisas que Inés Malinow ha elegido para ella- habla de la obediencia y de la alegría, del miedo y de la dignidad, de la nostalgia y del odio, de la belleza y el presentimiento del amor. Su voz, que se obstina, a pesar de todo, en la afirmación y la fe, se recorta contra las voces graves y austeras de un coro trágico, cuya función es desplegar, hacia nosotros, la experiencia de la compasión y del terror.

Imágenes brillantes y a veces violentas irrumpen en la oscuridad del encierro: miles de cristales rotos en las vidrieras pulverizadas de los negocios judíos, las campanas reiteradas de la Westerkerk, unos zapatos blancos en un día de fiesta, rosas y tulipanes que florecen en otra parte, ajenos a la melancolía y a la culpa. Mientras tanto, más allá de ese presente fracturado, la figura frágil de Anna Frankcrece en una dimensión de símbolo: hacia atrás, hacia la profundidad de la historia, identificada con "un hombre/ que no tenía casi nada que ver/ con los hombres", y que llevó por la Vía Dolorosa de Jerusalén la cruz que Anna está inscribiendo en su diario y que el tormento y la muerte inscribirán también sobre su cuerpo. Hacia adelante y hacia arriba, en la Constelación de David, donde resplandecen los millones de sacrificados por la guerra, "judíos y gentiles": "una constelación solitaria/ demasiado triste en el espacio", que "le añade una sombra/ a la conciencia del mundo."

En la varia obra lírica y narrativa de Inés Malinow, Dice Anna Frank (prologado por monseñor Eugenio Guasta) se instala como una plegaria de despojada intensidad.

No hay comentarios:

Pedagogía del dolor inocente por Carlo Gnocchi

  Pedagogía del dolor inocente por Carlo Gnocchi Traduccion y Prologo Monseñor Albino Mensa Emece - Buenos Aires - 1957 CONSULTAS  AYCONSTAN...