lunes, 13 de agosto de 2012

SODA STEREO 82-97


SODA STEREO 82-97
LIBRO NUEVO

COMPRAS Y CONSULTAS www.ayconstanza.com 

82 imágenes retro. De la new-wave al pop. Del cuadriculado monocromático ska a los pelos parados y los raros peinados nuevos. De pop a modernos. De las musculosas y remeras rotas a las camisas con volados, el maquillaje en exceso, los sobretodos oscuros y las poses dignas de un álbum de fotos de la más acabada onda dark. De modernos a sónicos, con ropas de colores y una suerte de rescate de la psicodella de los años sesenta.
Así, en apenas tres transiciones de imagen (entre muchas más), queda en claro que Soda Stereo siempre le escapó a los rótulos fáciles y al habitual karma rockero de quedar cristalizado en un estereotipo. Porque ellos, una y otra vez, optaron por dar un volantazo, tomar un desvío y evitar convertirse en un cliché. Ellos mismos, en algún reportaje de la época de "Signos", confesaron que un día regresaron de un viaje, vieron sus propias fotos y se dieron cuenta que se les habla ido la mano y que parecían Fantomas.

Hoy, mientras se lleva a cabo una reunión largamente esperada por miles de personas de todo el continente, nada mejor que un repaso de ese largo y sinuoso camino que empezó en 1982.

97 cuando pasó el temblor. Un estadio gigante, inmenso, lleno de gente con esa extraña mezcla de dolor desconocido, tristeza y hasta esa extraña alegría que produce estar enfrentando una despedida. Dolor y tristeza por vislumbrar un futuro sin primaveras con Soda Stereo. Primaveras...
ícero! Pero también un poco de euforia por lo magnífico del marco y del concierto, con proyecciones y luces casi perfectas para acompañar cada canción.

Soda Stereo, en cambio, siempre fue claro y nunca pretendió vender paraísos perdidos. Nació en el entorno del mundo de la publicidad, se rió de las críticas sobre una supuesta frivolidad, y aprendió en carne propia la saga rockera de crecer en público. Evolucionó hasta quedarse sin más detractores que aquellos que siempre cuestionan al que ocupa la cima. Maduró artísticamente, a la par de una carrera siempre ascendente y con características propias de pionero y de auténtico clásico. Creció hasta límites insospechables.
Se trata de una trayectoria que se puede escuchar pero, como lo deja en claro este libro, también se tiene que ver.

No hay comentarios:

Libertad Leblanc, Yuyito Gonzalez, Carlos Monzón... Años 90

Revista Caras N°583 18 Marzo 1993  COMPRALA EN  http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-677807997-revista-caras-n583-18-marzo-1993-mo...